HomeDiagramsDatabaseMapsForum
     

Go Back   SkyscraperPage Forum > Regional Sections > América Latina > Argentina

Reply

 
Thread Tools Display Modes
     
     
  #1  
Old Posted Aug 3, 2008, 4:37 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
BUENOS AIRES - Polución visual: marquesinas y carteles publicitarios

El gobierno de la ciudad ha elaborado un proyecto de ley para cambiar radicalmente la polución visual que afecta a la ciudad de Buenos Aires, para ello aplicará fuertes restricciones en cuanto a los carteles y las marquesinas de los comercios.

----------------------------------------------------

Quieren poner fuertes restricciones a la publicidad en las calles de la Ciudad

Un relevamiento oficial reconoce que el 70% de la publicidad está en infracción.

El Ejecutivo porteño presentará esta semana un proyecto en la Legislatura para restringir los tipos de carteles publicitarios que se pueden instalar en las calles, iniciativa que seguramente despertará polémica. La idea es combatir la contaminación visual, porque, según admite el Gobierno, hoy el 70% de los carteles, unos 30.000, están en infracción.

Un primer cambio será prohibir los carteles con sponsor. Por ejemplo, un quiosco o bar podrá poner en la fachada del local su nombre, pero en el cartel no podrá haber marcas de gaseosas o golosinas. Además, se limitará mucho la colocación de marquesinas.

Luego, el proyecto plantea dividir la Ciudad en cuatro zonas. La primera será la que va desde el Riachuelo hasta la General Paz, entre el Río de la Plata y las calles Salta, Rincón, Junín, Santa Fe, Cabildo y otras (ver mapa). Es la misma zona que el Gobierno porteño propuso que sea nombrada "Paisaje Cultural Urbano" por la UNESCO.

Allí habrá fuertes restricciones a la publicidad. Los principales cambios serán que prohibirán los grandes carteles en las terrazas de los edificios. Y sólo se permitirán carteles rectos colocados en la fachada y que sólo se podrán ver parándose de frente a los locales. Es decir que no podrá haber más carteles salientes, visibles desde los laterales. Tampoco podrán tener luces.

La segunda zona será la de los alrededores del Obelisco y varias cuadras de Corrientes y Lavalle. Allí se permitirán más tipos de carteles y se incentivará a que se instalen equipos de alta tecnología, como pantallas electrónicas. Según explicaron en el Gobierno, la idea es convertir esa zona en una especie de Times Square porteño, en referencia a la zona comercial y de espectáculos de Nueva York.

El resto de la Ciudad serán las zonas 3 y 4. Allí tampoco se permitirán los carteles salientes, aunque los frontales sí podrán tener luces de fondo, por ejemplo.

Otro planteo novedoso es que se autorizará en toda la Ciudad la colocación de publicidad en las mediasombras de los edificios en construcción o en los que se esté arreglando la fachada. El objetivo es que la publicidad les dé fondos a los consorcios y los constructores para concretar esas obras. Esta idea había sido alguna vez pensada por el Gobierno de Aníbal Ibarra, aunque nunca la concretó.

Por otra parte, se permitirá a los edificios corporativos poner un "rótulo" con el nombre de la empresa que lo ocupe (como en algunos complejos de oficinas de Catalinas, por ejemplo). Y los que sean de una sola firma, como los supermercados, podrán colocar en sus fachadas alguna publicidad.

La necesidad de reordenar la publicidad callejera tiene que ver con el desborde que se ve actualmente. El ministro de Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, aseguró: "Hay un total descontrol del Estado. El 70% de los elementos publicitarios que vemos en la calle está en infracción. Además, el Código de Habilitaciones vigente data del año 80 y es muy confuso y permisivo, lo que facilitó que todas las compañías publicitarias avanzaran sobre el espacio público. El nuevo código que queremos lanzar hace foco en el cuidado de la estética urbana y del patrimonio cultural y arquitectónico".

Por lo pronto, en lo que va del año la Comuna levantó 369 carteles ilegales e intimó a a unos 90 anunciantes. Los operativos se hicieron mayormente en Las Cañitas, los bosques de Palermo, la peatonal Florida y las avenidas Lugones y Libertador, entre otros lugares. El Ejecutivo parece haber tomado el tema como prioritario: de hecho, el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, viajó a San Pablo a ver cómo puso esa ciudad en marcha su reglamentación sobre la publicidad callejera.

La polución visual no sólo es molesta sino peligrosa. Un estudio de la Facultad de Ingeniería de la UBA demostró que en las zonas donde hay mucha cartelería el riesgo de que los automovilistas se distraigan y sufran accidentes se triplica. De hecho, hace dos años que la Comuna viene combatiendo los carteles sobre las avenidas Lugones y Cantilo, por ejemplo.

El proyecto macrista deberá ser tratado por la Comisión de Espacio Público de la Legislatura, donde por ahora no hubo críticas. En el kirchnerismo, por ejemplo, explicaron que como el texto aún no les había llegado no querían hacer comentarios. En la Coalición Cívica, en tanto, adelantaron que están de acuerdo con limitar la publicidad en las zonas de valor patrimonial y con permitir que se ponga publicidad en las mediasombras de las fachadas de edificios para financiar los arreglos.

En el Ejecutivo porteño adelantaron que, una vez votada la ley, concederán plazos para sacar los actuales carteles. "Tuvimos conversaciones con empresas de publicidad en vía pública. Nos pidieron una norma menos restrictiva, pero reconocieron que la situación actual no beneficia a nadie", aseguró el ministro Piccardo. El Gobierno apunta a ordenar la mitad del espacio público en dos años, y el total en cuatro.

Fuente

----------------------------------------------------

Mientras tanto y como un buen ejemplo de lo que se verá en el futuro:



Recuperación del espacio público:

Una cuadra de la Ciudad libre de polución visual

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está realizando obras de regeneración urbana en la calle Esmeralda al 400, entre Corrientes y Lavalle.
Las obras se desarrollan en el marco de la declaración de interés del Centenario del Teatro Maipo, según el Decreto 246/08.
Los trabajos están orientados a recuperar el espacio público, a fin de que los vecinos vean una cuadra de la Ciudad libre de polución visual y con veredas, calzada y edificios puestos en valor.



Algunas de las acciones que están en marcha son: reparaciones y bacheo de la calle, cambio total de las veredas con aplicaciones alegóricas al teatro, refuerzo de la iluminación pública, retiro de marquesinas y carteles, hidrolavado de fachadas, pintura integral de fachadas y balcones, y diseño de nuevas carteleras.

Fuente

----------------------------------------------------

Sobre la polución visual

Un proyecto de ley busca solucionar el desastre de la cartelería porteña, un caos sin control y cada vez más acelerado. La idea es drástica, minimalista y sensata, y como señal de sus valores ya tiene la oposición cerrada de las cámaras del sector.

Por Sergio Kiernan

Uno es viejo cuando se da cuenta de que hace no tantos años las farmacias se encontraban, casi siempre en las esquinas, por un globito blanco luminoso. Era una de esas lámparas como de baño, una esfera lisa y simple con una cruz verde pintada, y una lamparita cualunque adentro. Con sus escasos sesenta watts, la farmacia aparecía sin problemas. Eran, claro, tiempos donde se aceptaba que de noche el mundo se pone oscuro y no era necesario iluminarlo tanto. Y tiempos en que los carteles eran más escasos, más chicos y más altos, con lo que se veían.

Otra cosa que esos carteles más solitarios y chiquitos tenían era la rara costumbre de informar. Decían “almacén”, “farmacia”, “heladería” y a lo sumo agregaban un nombre para el boliche en particular. Si era algo más grande –una concesionaria– bastaba el logo de la marca que se vendía. Raramente se incluía el nombre o publicidad propia de algo que se vendiera allí, costumbre entendible en una casa de electrodomésticos.

Estas ingenuidades pasaron y resultan tan lejanas como el parque automotor de los años ‘70, tan escaso que permitía estacionar sin problemas hasta en Belgrano. Buenos Aires se berretizó aceleradamente con la guerra nada fría de los comerciantes por destacarse en un paisaje cada vez más saturado. Como ya no teníamos problemas se nos agregó el indecible de la polución visual, nombre técnico del colorinche gritón que puebla toda cuadra donde haya más de un negocio.

La historia de cómo se ensució visualmente nuestra Ciudad es otro capítulo de la dejadez porteña, aceptada y condonada por sus sucesivos gobiernos, de los de a dedo y de los autónomos. Su gran motor fue la competencia darwiniana por hacerse ver, sobre todo en sectores comerciales. Primera Junta, Liniers, Santa Fe y Callao, las calles “de negocios” de todos los barrios, ni hablar de lugares como Constitución o el Once, imitaron el desboque del Centro con mayor o menor presupuesto. El resultado es que nuestra Ciudad tiene ahora una suerte de cinta colorida y caótica de carteles que en algunas calles –Rivadavia, Cabildo– amenaza con ser continua, y remates feísimos que rellenan vanos entre edificios o los coronan.

Este tipo de desmanes son típicos de los vacíos legales. La última regulación de la cartelería porteña –y hablamos de privados en lugares privados, no del actual debate por las cartelerías de propiedad pública, debate por separado– data de 1985 y es sospechosamente paupérrima. Esa ley habla de “espacios disponibles”, pone unos límites mínimos y deja hacer a los fabricantes e instaladores de carteles, y a los comerciantes. Es una ley para que la Ciudad –y los que cobran peaje– hagan su caja y nada más.

Pero la cosa no era tan grave porque la tecnología para hacer carteles era bastante limitada. Para hacer algo enorme había que pintarlo a mano o imprimirlo en pedacitos, técnicas lentas y caras. Los luminosos eran de acrílico y el precio limitaba su escala. Tal vez el peor problema era el abandono de las medianeras, donde quedaban carteles desteñidos por años y años, ya que la ley no obligaba a blanquearlas terminados los contratos.

Lo que pasó luego fue que se inventó el ploteo, que permite imprimir piezas únicas de gran tamaño y a un precio manejable. Para peor, el ploteo se hace sobre plástico, con lo que se inventó enseguida el backlit, que consiste simplemente en iluminar desde atrás al cartel, que deja pasar parte de la luz y brilla en la noche. El resultado fue el desastre visual en que vivimos.

La Legislatura porteña está tratando un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo que resulta atractivo por varias razones: es drástico, es cuerdo, presenta bajas posibilidades de “peajes” y cambia el negocio publicitario sin arruinarlo. Se entiende que es un proyecto interesante porque las cámaras especializadas están en pie de guerra tratando de bloquearlo con frases como “no hace falta una nueva ley sino que se haga cumplir la que existe” y un activo lobby entre legisladores.

El proyecto es el hijo de amor de Tomás Palastanga, que ahora es director general de Política y Desarrollo del Espacio Público, pero siguió el tema desde la Legislatura por varios años. En rigor esta ley de cartelería es una parte más viable de una megaley –casi un código– en el que trabajó Palastanga junto con varios colegas y legisladores.

El autor admite que su proyecto es “muy restrictivo”, pero afirma que también es flexible y “menos robótico” que lo usual. Con un aire refrescante, Palastanga sueña con funcionarios que dejen de ser “robots que tienen un sello en la mano” y se dediquen a usar el sentido común, interpretando las leyes y siendo “arbitrarios en el buen sentido de la palabra, la de ser árbitros”. Esto puede ser una fuerte invitación al “peaje”, arma que suele torcer el sentido común, pero Palastanga es partidario del control interno múltiple y tiene un dogma de fe: la corrupción existe porque la gente no hace la denuncia.

El proyecto crea básicamente tres tipos de zonas en la Ciudad. Uno es el residencial, donde se retorna al cartelito indicativo, mínimo y poco molesto. Otro es la calle o zona comercial de los barrios –verlas en el mapa sorprende: son muchísimas– donde se limitan draconianamente los excesos. Y la tercera es la tradicional zona cartelera de Plaza de la República, que en esta ley es delimitada junto a la Lavalle peatonal y a varias cuadras de Corrientes. Aquí se permitirán, por tradición y porque es como una Times Square porteña, los gigantismos que no se podrán ver más en otros sectores.

Un elemento central en esta ley es que habla de “espacio urbano” y se presenta como una herramienta dentro de un proceso de ordenamiento ambiental de la Ciudad. Esta ley toma muchos parámetros europeos, en particular de la flamante ley madrileña, y regula desde la intensidad de la luz sobre los carteles hasta los colores permitidos, cosas que parecen casi ingenuas dado el desorden en que vivimos.

El proyecto prohíbe cubrir las fachadas completamente, como suelen hacer por razones cabalísticas –o marketineras– las tiendas de electrodomésticos y las de celulares. También desaparece el “cajón publicitario”, en general luminoso, que reemplazó de hecho a la marquesina, igual que esos techos cribados de mensajes que deforman las avenidas y hasta muchas calles. Los coronamientos de edificios –esos enormes carteles montados sobre estructuras sobre departamentos y a veces hasta sobre casas– quedarán sólo en la Plaza de la República. Y aun allí tendrán un cambio notable, ya que menos de la mitad de su área total podrá ser cubierta. Como se ve en los dibujos que ilustran esta nota, los textos tendrán que ser letras “sólidas” sobre un fondo que en realidad no existe. El mensaje queda, el bodrio visual se va.

Seguramente esta ley desconcierte a los comerciantes y no va a faltar la legión de los que se consideran vivísimos que no piense que es una buena idea. El tema es que si se despeja, por ejemplo, toda una cuadra y todos pasan a tener carteles menores y no tan poluyentes, la competencia comercial se mantiene pareja. El conjunto será más invitante y elegante, como puede verse en la primera cuadra de Diagonal Norte –de la Catedral a Florida– donde varios locales se restringieron en sus publicidades y ganaron un aire de elegancia y confort que los hace atractivos.

Por supuesto que la ley se aplicaría de inmediato a nuevas habilitaciones y gradualmente a lo ya existente, de modo de no crear una hecatombe de gastos extra. Además, los gigantescos cajones publicitarios permiten esconder fachadas rotosas e instalaciones clandestinas, por lo general de aire acondicionado.

Será interesante seguir el tratamiento de este proyecto por las comisiones legislativas, y contar cabezas a la hora de votar. La idea tiene buen respaldo desde el Ejecutivo porteño, que evidentemente está apostando a algunas iniciativas de alto perfil y largas consecuencias para instalar su gestión. En este caso, el desastre ambiental de la cartelería se merece un límite drástico y una ley clara.



La zona del Obelisco será una excepción, con grandes carteles sí permitidos, pero con variantes ordenadoras. Los remates gigantes y cuadrados se deberán reemplazar por tipografías caladas y sólidas, más livianas visualmente. La tradicional esquina del Trust deberá ordenarse y la cuadra entre Corrientes y Lavalle, tan despareja en alturas, puede permitir la instalación de colosales televisores digitales para publicidad y noticias. Este tipo de saturación visual será única a la zona de Lavalle, Corrientes y la Nueve de Julio en las cercanías de la Plaza de la República. En otras zonas comerciales se eliminará esta escala y apilamiento caótico y competitivo de señales.

Fuente: m2Página/12
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #2  
Old Posted Aug 3, 2008, 7:08 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
¿Pero de erradicar las marquesinas y recuperar los frentes ni se habla no? En Italia te permiten una porción mínima de cartel en proporción del frente y en zonas protegidas directamente te debés limitar a algo con estética conforme escrito en la vidriera. No se puede tapar un centímetro de frente.

Vean Via Monte Napoleone y Via Della Spiga en Milano. Son quizás las dos calles más famosas del mundo en cuestión de moda. Ni un cartel. Ni una marquesina. Todo sumamente despejado. Apenas los tolditos y en los colores permitidos. Es un placer.







__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #3  
Old Posted Aug 3, 2008, 8:09 PM
Aledys's Avatar
Aledys Aledys is offline
Registered User
 
Join Date: Aug 2008
Posts: 1,911
Y mil veces mejor, así, mucho más sobrio, me parece y no queda la fachada de edificios tan lindos o bien tapados, o desapercibidos porque lo que llama la atención es el cartel onda Las Vegas que tiene encima...
Reply With Quote
     
     
  #4  
Old Posted Aug 3, 2008, 8:26 PM
Kuzamama's Avatar
Kuzamama Kuzamama is offline
Siamo tutti mafiosi.
 
Join Date: Jul 2008
Location: Buenos Aires
Posts: 2,295
Muy interesante la nota. Vamos a ver como se traduce todo esto en la realidad. Arreglar este despelote va a llevar años.

Pablín, pareciera que si quieren acabar con las marquesinas, aunque no lo podría asegurar. Lo que si desaparecería sería el cajón publicitario.

"También desaparece el “cajón publicitario”, en general luminoso, que reemplazó de hecho a la marquesina, igual que esos techos cribados de mensajes que deforman las avenidas y hasta muchas calles"
Reply With Quote
     
     
  #5  
Old Posted Aug 3, 2008, 8:34 PM
patriciasgbr's Avatar
patriciasgbr patriciasgbr is offline
PatoSB
 
Join Date: Aug 2008
Location: Buenos Aires
Posts: 1,508
No estaría tan mal si se dejaran un poco de lado todos esos carteles gigantes que hay por la ciudad... Hay edificios que prácticamente no se les ve la fachada porque están tapados por los carteles...

Pero... ¿se podrá llevar adelante este proyecto???? ¿La publicidad y los que publicitan no tendrán ya demasiado poder como para volver esto atras????
__________________
Patricia - (http://www.patriciasgrignuoli.blogspot.com/)

(Esperando el día tan ansiado de vivir en mi lugar en el mundo... PATAGONIA)
Reply With Quote
     
     
  #6  
Old Posted Aug 3, 2008, 9:01 PM
FeFO's Avatar
FeFO FeFO is offline
porteño
 
Join Date: Jul 2006
Location: Buenos Aires, Argentina
Posts: 3,593
Interesante thread Sotto, espero que la publicidad ilegal disminuya, es bastante feo ver fachadas, paredes, tachos de basura y hasta postes de luz llenos de esos carteles y papeles. Queda feo.
__________________
FORISTA DEL AÑO 2007

Argentina... no se explica ni se entiende, solo se siente
Reply With Quote
     
     
  #7  
Old Posted Aug 4, 2008, 1:36 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Quote:
Originally Posted by patriciasgbr View Post
No estaría tan mal si se dejaran un poco de lado todos esos carteles gigantes que hay por la ciudad... Hay edificios que prácticamente no se les ve la fachada porque están tapados por los carteles...

Pero... ¿se podrá llevar adelante este proyecto???? ¿La publicidad y los que publicitan no tendrán ya demasiado poder como para volver esto atras????
Pato, algo de esto ya se está gestando, hace unos meses se comenzaron a desmantelar varios de los carteles que inundaban mi barrio, muchas de las estructuras están aún en pie, pero tienen los dias contados:



El gobierno porteño retira carteles ilegales



El gobierno porteño retiró e inhabilitó ayer diez carteles publicitarios en infracción ubicados en la zona de Las Cañitas. Los anuncios publicitarios estaban ubicados sobre terrazas, práctica prohibida en esa zona, categorizada como "residencial 2" según el Código de Planeamiento Urbano.

La medida, informaron en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, forma parte de un plan más amplio para "recuperar física y visualmente el espacio público de la ciudad" y seguirá en ésta y en otras zonas de la ciudad en los próximos días.

La semana pasada, la Dirección de Ordenamiento del Espacio Público -que depende del citado ministerio- había intimado a los propietarios de las viviendas, a los anunciantes y a las empresas de publicidad a presentar la documentación con las debidas habilitaciones para instalar la cartelería.

Ayer, cumplido el plazo previsto en la intimación, comenzó el retiro o inhabilitación de los carteles, todos ubicados sobre la calle Báez, entre Clay y Ortega y Gasset.

"Como en algunas comercios y casas no nos permitieron ingresar tuvimos que apelar a otros recursos", explicó a LA NACION Santiago Salvá, director de Ordenamiento del Espacio Público del gobierno porteño. Así, en tres de los diez carteles, sólo se colocó una faja que indica: "Dispositivo de publicidad en infracción". En otros seis se llegó a retirar la lona publicitaria y a colocar la misma faja. En el restante, ubicado en la esquina de Arguibel y Báez, se desarmó completamente la estructura del cartel. Como ya había informado LA NACION, un árbol había sido podado ilegalmente con el evidente fin de aumentar la visibilidad de un cartel.



Recuperación de la ciudad

"Queremos recuperar física y visualmente el espacio público de nuestra ciudad, por lo que estas medidas seguirán. Sólo en la zona de Las Cañitas contabilizamos 55 carteles en infracción, pero algunos anunciantes ya los están retirando", agregó Salvá.

Desde que asumió Mauricio Macri se retiraron 106 carteles en infracción, casi dos por día.

Estos carteles estaban dispuestos en forma contraria a lo dispuesto por el Código de Planeamiento Urbano o al de Habilitaciones y Verificaciones.
La infracción más común, según dicen en el gobierno porteño, es la colocación de un cartel en zonas de urbanización Parque, donde la publicidad está prohibida.

La mayoría de los carteles clausurados por el gobierno porteño estaban ubicados en Palermo. El Hipódromo Argentino, ubicado en ese barrio, tenía 23 carteles en infracción que fueron retirados.
En el Club de Arquitectura, en la avenida Francisco Beiró al 2100, se inhabilitaron otros 24 carteles. Nueve pertenecían a la empresa de publicidad PC Vía Publica y los 15 restantes a la empresa Atacama Publicidad SA.

"En Puerto Madero y por pedido de una jueza contravencional se hicieron los primeros operativos. Luego encontramos que varios clubes en los que está prohibido publicitar había varios carteles. En el club Excursionistas, de la zona del Bajo Belgrano, por ejemplo, encontramos 14 carteles levantados en infracción", contó a LA NACION Salvá.
En el total de 106 carteles ilegales clausurados por el gobierno porteño, había de las empresas Atacama Publicidad S.A., PC Vía Pública, MECA S.A. y Girola.

Tendencia internacional

"En los últimos años hemos ido en contra de la tendencia en las grandes ciudades que reducen la contaminación visual que generan la gran cantidad de carteles", se quejó una fuente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.
Muchas de las urbes más importantes del mundo, como Barcelona o Madrid, han reducido la publicidad en la vía pública. En las calles de la megalópolis brasileña de San Pablo, por ejemplo, directamente ya no hay carteles.

Fuente


----------------------------------------------------

Suspenden los permisos para carteles callejeros

Es para los nuevos y los que se renuevan. Mientras, se discute un marco regulatorio.

El Gobierno porteño suspendió por 120 días los trámites de solicitud o renovación de permisos de anuncios publicitarios en la vía pública. La resolución, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, incluye tanto a los pedidos nuevos como a los que están en trámite en la Dirección General de Ordenamiento del Espacio Público. El objetivo, según se explica, es encuadrar los nuevos anuncios bajo la futura ley de regulación de publicidad exterior, un polémico proyecto enviado a la Legislatura por el Ejecutivo.

"Están paralizando nuestra actividad por cuatro meses. Vamos a reunirnos para analizar qué medidas tomar", dijo ayer Gustavo Brizuela, presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior (APE).

La resolución sale justo cuando APE, la Cámara Argentina de Anunciantes, la Cámara Argentina de la Industria del Letrero y Afines y la Cámara Argentina de Empresas de Vía Pública, están lanzando una campaña contra el proyecto de ley que Piccardo presentó en mayo en la Legislatura. Desde el lunes, la ciudad se llenará de afiches con frases como Un cartel publicado acá hizo que se donaran más órganos . Es que los empresarios argumentan que la publicidad callejera es la más accesible para las PyMES o las entidades de bien público.

El proyecto oficial pretende combatir la contaminación visual limitando los tipos de carteles que se pueden instalar. Prohíbe los carteles salientes y los que además del nombre del local muestran el de un sponsor. También restringe el uso de marquesinas. Y divide a la ciudad en cuatro zonas, incluyendo una que coincide con la que el Ejecutivo propuso como Paisaje Cultural Urbano ante la UNESCO, donde se prohíben los carteles en las terrazas de los edificios.

Estamos de acuerdo con que hace falta un ordenamiento, pero este proyecto es muy restrictivo y fue armado sin consultar al sector -dice Brizuela-. Si prospera va a aniquilar a la actividad y 12.000 familias van a quedar en la calle .

Es difícil que el proyecto sea aprobado tal como está. Ahora lo estudia la Comisión de Protección y Uso del Espacio Público, cuya presidente, la macrista Silvia Majdalani, admite: Es demasiado restrictivo. Estamos trabajando para lograr una ley que minimice la contaminación visual sin matar a una actividad lícita. Calculo que será tratada en agosto .


Mientras tanto comenzó la contraofensiva de las empresas de carteles:



Fuente

----------------------------------------------------

No autorizarán nuevos carteles publicitarios

Crece la disputa con el sector anunciante



El gobierno porteño suspendió por 120 días hábiles la entrega de permisos para la colocación en la ciudad de anuncios publicitarios, al igual que la renovación de los ya existentes, mientras aguarda que avance en la Legislatura el proyecto de ley de publicidad exterior remitido por el Poder Ejecutivo, que divide la Capital en cuatro zonas con distintos criterios para permitir la práctica.

La medida provocó el rechazo de las cámaras que agrupan a empresas de publicidad en la vía pública y a fabricantes de carteles, que ya estaban en pie de lucha por los límites previstos para la actividad en la iniciativa en estudio en la Comisión de Espacio Público del Poder Legislativo.

El proyecto -entre otros puntos salientes- prohíbe las marquesinas en toda la ciudad y la publicidad de sponsors en toldos de quioscos, al tiempo que reduce considerablemente el tamaño de los denominados "carteles salientes" que suelen usar los comercios para ser vistos desde lejos.

Además, fija para los infractores multas de entre 1000 y 900.000 pesos, que pueden alcanzar tanto al dueño del espacio, como a la empresa que lo comercializa y al propio anunciante.

Según los fundamentos de la resolución N° 1065, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, "Buenos Aires ha visto crecer la aparición de anuncios publicitarios, en forma constante y desbordante, muchas veces en zonas expresamente vedadas". Según fuentes oficiales, el 70 por ciento de los carteles está hoy en infracción, porcentaje que según voceros del sector es del 50%. Por lo tanto, continúa la resolución, "corresponde tomar medidas preventivas, atento la obligación constitucional de proteger antes de recomponer cuando se trata de riesgos de afectación del espacio público".

El texto también hace referencia a la gran cantidad de solicitudes de permisos -fuentes del Ministerio la estimaron en 50.000- aún en trámite en esa dependencia. Y, por todo lo referido, establece la suspensión por 120 días de los expedientes abiertos, del ingreso de nuevos pedidos y de la renovación de los ya otorgados.

"El proyecto de ley concentra la publicidad exterior en el mobiliario urbano, lo que deja a muchos anunciantes sin poder competir. Admitimos que hay un 50% de carteles en infracción y tenemos buena voluntad para sacarlos; el desorden no le hace bien a un sector serio. Pero esta resolución directamente anula la actividad. Antes de construir y colgar un cartel, debemos habilitarlo. Suspender los permisos es no poder trabajar", protestó el presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior (APE), Gustavo Brizuela.

Su par de la Cámara Argentina de la Industria del Letrero y Afines (CAIL), Daniel Carnaghi, sentenció: "Esta suspensión equivale a una prohibición de trabajar por cuatro meses. Nos sentimos burlados, porque venimos trabajando en la Legislatura para intentar acordar propuestas que conformen a ambas partes. Tendremos que denunciar el atropello a la libertad de trabajo y de expresión. Se trata de 2300 talleres con 14.000 trabajadores, cuya fuente laboral está en riesgo. Nos sentimos como el campo: no escuchados".

Piccardo les respondió con dureza: "No necesitan ser escuchados ni pedir permiso para cumplir la ley; deben cumplirla. Hay 40.000 carteles en infracción: que los retiren. Suspender los permisos es el primer paso para detener el caos. Durante muchos años, hubo empresarios que no respetaron la ley, y un Estado que no controló. Ahora, queremos una Buenos Aires menos contaminada. Las empresas deberán reconvertirse y, como muchos carteles deberán ser adecuados, tendrán mucho trabajo".

Por lo pronto, encabezado por la APE, el sector prepara unos 4400 carteles para lanzar pasado mañana una campaña en contra de la iniciativa oficial. Rescatará la influencia positiva de la publicidad exterior en ciertas conductas ciudadanas, como la donación de órganos.

Fuente

----------------------------------------------------

Negocian por los carteles en la vía pública

QUIEREN LIMITARLOS

El Gobierno porteño y las cámaras de empresas de publicidad exterior están negociando el levantamiento de la resolución que el 18 de julio suspendió por 120 días los trámites de solicitud o renovación de permisos de anuncios publicitarios en la vía pública. En el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dicen que se podría dar marcha atrás si las empresas aceptan retirar los carteles en infracción en 60 días.

Los permisos se suspendieron para que los nuevos anuncios se encuadren bajo la futura ley de regulación de publicidad exterior. El proyecto, enviado por el Ejecutivo a la Legislatura y ahora en debate en la Comisión de Espacio Público, pretende limitar los tipos de carteles permitidos. Pero las empresas lo consideran muy restrictivo. Ahora, según fuentes de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior, ya habría un acuerdo con el Gobierno para formar una comisión integrada por representantes del sector, Espacio Público y legisladores, para consensuar el texto de la ley.

Ayer, la Cámara Argentina de Empresas de Publicidad en Vía Pública afirmó en un comunicado que el ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, ya había decidido levantar la suspensión de los permisos. Pero desde ese Ministerio aclararon que por ahora la resolución sigue vigente.

Fuente
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #8  
Old Posted Aug 4, 2008, 1:58 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
No sé donde es, pero me animo a decir Callao hacia Congreso o Rivadavia. Creo que son las dos peores.
Desastre. Desastre total. Al final si el propósito es promocionarse, ¿quien cazzo entiende algo ahí?

__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #9  
Old Posted Aug 11, 2008, 2:09 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Negocian modificaciones al Código de Publicidad



OPERATIVOS. EN LAS CAÑITAS, CONTRA LOS CARTELES EN INFRACCION

Este Miércoles:

Una comisión de diputados y empresarios de la publicidad en la vía pública comenzará a discutir en la Legislatura el proyecto para modificar el Código de Publicidad que envió el Ejecutivo.

Silvia Majdalani, macrista y presidenta de la Comisión de Espacio Público, aseguró: "El miércoles nos juntaremos por primera vez. Estimo que tardaremos uno o dos meses. Mi idea es votar en octubre. Seguramente habrá cambios a lo que mandó el Ejecutivo, porque es un proyecto muy restrictivo".

El Ministerio de Espacio Público envió en mayo un proyecto para restringir severamente la publicidad en la calle. Divide a la Ciudad en cuatro zonas, y prácticamente elimina las marquesinas, deja muy pocos espacios para los carteles en las terrazas, y prohibe los carteles salientes (como los que colocan las inmobiliarias). Además, no permite que los dispositivos tengan sponsors, por lo que, por ejemplo, en los carteles de bares y quioscos no podría haber marcas de gaseosas o golosinas.

El proyecto fue duramente criticado por los empresarios, que dijeron que la actividad iba a desaparecer y más de 14.000 personas perderían su trabajo. "El proyecto no respeta el Código de Planeamiento Urbano. No define qué tipo de dispositivos se permitirán, ni explica con qué criterio se dividieron las cuatro zonas. Y al prohibir el sponsoreo de carteles, termina favoreciendo a otro negocio, el de la publicidad en el mobiliario urbano", protestó Gustavo Brizuela, de APE.

En tanto, Daniel Carnaghi, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Letrero (CAIL), agregó que "el proyecto es totalmente restrictivo. Al prohibir las marquesinas y el sponsoreo, y reducir el tamaño de los carteles autorizados, deja al 90% de la actividad en riesgo de desaparecer".

Los comerciantes también se oponen a la prohibición del sponsoreo. "Con el dinero que les pagan las empresas a los bares o quioscos por poner su marca en el cartel, muchos comerciantes pagan el alquiler del local. Hay que atenuar ese tema, confiamos que la Legislatura lo hará", comentó Humberto Giordano, vicepresidente de la Federación de Comercio de Buenos Aires.

Fuente
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #10  
Old Posted Aug 11, 2008, 2:21 PM
Aledys's Avatar
Aledys Aledys is offline
Registered User
 
Join Date: Aug 2008
Posts: 1,911
Claro, por no hacerse desde el principio con algo de cordura y controlar, ahora ya en pleno desmadre, quién frena el aluvión sin levantar quejas y sin que se arme polémica? Además, tantas empresas metidas en ésto, y tanta gente trabajando en ese sector - cuándo no amenazando con que va a quedar gente en la calle ... Dios, qué complicado que es siempre todo!
Reply With Quote
     
     
  #11  
Old Posted Aug 12, 2008, 8:06 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Acá dos perfectos ejemplos de polución visual que me encontré caminando esta semana.

Esta es una cuadra de la avenida Cabildo, increíblemente una cuadra completa, de esquina a esquina, es una gran marquesina, no se ve que es lo que está detrás de los carteles, no se ve ni una sola de las fachadas.

Sobre cabildo, sobre todo desde Juramento hacia pza. Italia se da la particualridad que en su mayoría eran casas bajas y al convertirse en una avenida muy comercial desde hace muchos años, la mayoría de las construcciones quedaron bajas y hoy por hoy tapadas por los carteles. Creo que es una de las zonas con mayor polución visual de la ciudad.



Y esto es increíble, en la parte trasera de los puestos de diarios, carteles de inmobiliarias, sin ningún tipo de criterio. Es sobre la avenida Coronel Díaz.

__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #12  
Old Posted Aug 12, 2008, 8:35 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
Madonna. Es un quilombo. Ponen donde quieren, como quieren, cuando quieren.
¿Sotto, hicieron limpieza en las Cañitas?
__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #13  
Old Posted Aug 13, 2008, 1:10 AM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
^^ Si, es un desastre, tiran carteles por cualquier lado.

En Las Cañitas, mirá, hace un par de meses retiraron todos los carteles en las terrazas, o sea la publicidad, no la estructura y en las propiedades en las que no los dejaron pasar les pusieron una faja de "publicidad en infracción". En los terraplenes del tren por Dorrego quitaron las publicidades pero también quedaron las estructuras. Te comían los carteles en esa zona, calculo que cuando esté terminado de reglamentar volarán todo al joraca.
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #14  
Old Posted Aug 13, 2008, 2:22 AM
patriciasgbr's Avatar
patriciasgbr patriciasgbr is offline
PatoSB
 
Join Date: Aug 2008
Location: Buenos Aires
Posts: 1,508
Era hora que se hiciera algo... porque sinceramente hay lugares en los que ya no existen fachadas... solo se ven carteles, y hay tantos que se confunden, mezclan... un verdadero desastre....

Esperemos que esto sea el comienzo... y que llegue a buen fin, que no quede por la mitad....
__________________
Patricia - (http://www.patriciasgrignuoli.blogspot.com/)

(Esperando el día tan ansiado de vivir en mi lugar en el mundo... PATAGONIA)
Reply With Quote
     
     
  #15  
Old Posted Aug 20, 2008, 10:30 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Es ilegal el 70% de los carteles callejeros

Quieren restringir la publicidad aérea, las marquesinas y los sponsors en los frentes de comercios; prevén duras penas.


En la avenida Cabildo y Mendoza, la cartelera publicicitaria invade el espacio público sin respetar ningún tipo de ordenamiento visual.


El 70 por ciento de los carteles publicitarios de la Capital está en infracción. La falta de control por parte del Estado y la irresponsabilidad de muchos empresarios colaboraron a lo largo de los años para que la ciudad padeciera hoy una enorme contaminación visual en su espacio público.

Ante este diagnóstico, el gobierno porteño envió a la Legislatura un proyecto de Código de Publicidad, que divide el distrito en cuatro zonas con distintos criterios para permitir la práctica publicitaria. Entre otros conceptos, prohíbe las marquesinas en toda la ciudad y la publicidad de sponsors en toldos de quioscos, al tiempo que reduce considerablemente el tamaño de los denominados "carteles salientes" que suelen usar los comercios para ser vistos desde lejos.

El modelo que sigue el gobierno porteño es el que se aplicó en San Pablo, Brasil, que obligó a todos los locales comerciales a utilizar sólo carteles frontales, mientras que los salientes se permiten con restricciones.

La ciudad establece que los infractores de esta nueva normativa, que deberá ser debatida por la Legislatura, deberán pagar multas de entre 1000 y 900.000 pesos, según la gravedad de la falta.

A pesar de que los diputados aún no comenzaron a discutir el proyecto del Poder Ejecutivo, dos de las tres cámaras que agrupan la actividad de publicidad y cartelería en la vía pública en la Capital se quejan no sólo porque lo consideran "demasiado restrictivo", sino porque aseguran que no fueron consultados a la hora de elaborar la iniciativa que se busca sancionar.

El proyecto establece tres áreas especiales, conformadas por varias cuadras de la avenida Corrientes, de Lavalle y de la zona más próxima al Obelisco, en las que se permitirá la colocación de carteles y se promoverá la incorporación de nuevas tecnologías. Por el contrario, en la zona del Bajo, desde Barracas hasta Núñez, las restricciones serán mayores. Habrá otras dos zonas, que no incluyen ninguna de las anteriores, en las que se eliminará la posibilidad de usar las terrazas como instrumentos publicitarios.

"Se debería adoptar una política más moderada y realizar un ordenamiento que nosotros mismos planteamos. Creemos que hace falta un debate profundo en la Legislatura", dijo a LA NACION Gustavo Brizuela, presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior, que agrupa a 33 compañías del rubro.

En la Cámara Argentina de la Industria del Letrero y Afines, que tiene 335 socios, estiman que pueden sufrir graves perjuicios: "Prohíben las marquesinas, los carteles salientes y la iluminación. Nuestro negocio es la fabricación de carteles y su mantenimiento. Aniquilan nuestra actividad", dijo Daniel Carnaghi, titular de la entidad.

El gobierno espera poder ordenar el 50% del espacio público en dos años y el resto, en el siguiente bienio.


Fuente



Cómo es básicamente éste proyecto?

La zona 1 delimitada por el Riachuelo, Hernandarias, Gualeguay, la avenida Martín García, Montes de Oca, Finochietto, A. Olmos, Carrillo, Salta, Independencia, Rincón, Junín, avenida Santa Fe, Salguero, Güemes, Godoy Cruz, Av. Santa Fe, Av. Cabildo, Virrey del Pino, Amenábar, Monroe, Avenida del Libertador, Av. General Paz, y el Río de la Plata, sólo se permitirán carteles frontales.

La zona 2 comprende tres áreas especiales: la Plaza de la República, un tramo de la avenida Corrientes, y Lavalle, en donde es peatonal. Allí se permitirán carteles eléctricos.

Las zonas 3 y 4 serán las áreas comerciales y residenciales no incluidas en las zonas 1 y 2. Los carteles salientes sólo podrán tener una medida de 40 por 60.
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #16  
Old Posted Aug 20, 2008, 10:39 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
Perfecto!!!!

No quiero exagerar pero me pa' que ciudades como Madrid o París se pagan el aparato burocrático con los derechos de publicidad, que incluyen vía pública, medios de superficie, marquesinas, medios electrónicos y subterráneos. Hace un tiempo escuché a Macri decir lo que se recaudaba en concepto de publicidad y las cifras hacen reír.

Cuánto descontrol que hay en Buenos Aires, por favor...
__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #17  
Old Posted Aug 25, 2008, 12:12 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Contaminación visual en la ciudad: operativo en 9 de Julio y Corrientes

Intiman a retirar carteles callejeros


El gobierno descubrió 35 avisos que estaban en infracción en la zona del Obelisco; las empresas amenazan con juicios



El gobierno porteño intimó ayer a empresas de publicidad en la vía pública a poner en regla 35 carteles callejeros en infracción en la zona del Obelisco. Cuadrillas de empleados públicos les pegaron la correspondiente faja mediante la que se les advierte de tal irregularidad.

Las empresas no tardaron en reaccionar. Dijeron que las infracciones no corresponden y amenazaron con concurrir hoy a la Justicia por entender que esa medida les provoca un perjuicio económico con sus avisadores.

Presencia de publicidades sin habilitación, con el permiso vencido o mal otorgado, lo que según el gobierno pone a las empresas fuera de la ordenanza 41.115/85, que hoy regula la publicidad callejera, fueron los motivos por los que se intimó a esas firmas a regularizar la situación dentro de los próximos 15 días.

El operativo de señalización de las infracciones se realizó con dos grúas cuyos operarios colocaban las fajas que denotaban la ilegalidad de los carteles. "Esto está mal; es una locura", decían los empresarios allí reunidos, documentación en mano, entre una llamada y otra que realizaban casi frenéticamente a sus asesores legales mediante sus teléfonos celulares.

Integrantes de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior (APE) indicaron a LA NACION que ese organismo iniciará hoy acciones legales contra la ciudad por "los daños de imagen y los perjuicios" que aseguran que les ocasiona el gobierno con esta intimación.

"Es un atropello a los derechos que hemos adquirido. Los carteles tienen la correspondiente habilitación hasta 2012; acá tengo los papeles que lo certifican. Iremos a la Justicia, porque esto es sólo una acción mediática que carece de fundamentos legales ", dijo Gustavo Brizuela, presidente de APE, una asociación que agrupa 30 empresas dedicadas a este rubro.

Brizuela indicó, por caso, que la publicidad sobre telefonía celular ubicada en Carlos Pellegrini 421/431, desde ayer con una faja de infracción, cuenta con el permiso N° 114219/00, que le otorgó la ciudad. Asegura que dicha habilitación vence el 23 de julio de 2012 y que paga anualmente 96.000 pesos en concepto de impuestos por ese espacio.

"Es irregular el procedimiento del gobierno", dijo Brizuela. Los empresarios indicaron, también, que nunca firmaron un acta de acuerdo con los funcionarios porteños para retirar en 45 días los carteles publicitarios, plazo que se habría vencido ayer. En cambio, especulaban que el gobierno había favorecido a algunos anunciantes que ayer no fueron intimados para regularizar la situación.

En el Ministerio de Ambiente y Espacio Público negaron la existencia del acta e insistieron en que muchas empresas violaron la norma que rige para la publicidad callejera. "Iniciamos un intenso proceso de ordenamiento del espacio público, ya que el 70% de los carteles publicitarios en la zona del Obelisco están en infracción. Esperamos que las empresas de publicidad y los anunciantes colaboren con este proceso para que todos los vecinos disfrutemos de la ciudad", dijo Juan Pablo Piccardo, ministro de aquella área.

Los empresarios publicitarios, en cambio, sentaron otra posición. "El jueves pasado estuvimos reunidos con Piccardo y acordamos la necesidad de llevar adelante un reordenamiento de la publicidad en la vía pública. Es cierto que es necesario, pero hoy [por ayer] nos desayunamos con estas fajas cuando todas las publicidades tienen sus respectivos contratos en regla", dijo a LA NACION Mario Szerman, director de APE.



"Descontrol"

El gobierno informó que en lo que va del año retiró 570 carteles en infracción en varios puntos de la ciudad y que colocó 175 fajas con la leyenda "dispositivo publicitario en infracción". Aseguró que quitó 4000 pegatinas y que ejecutó 150 intimaciones a anunciantes. Según pudo saber LA NACION, estos operativos se prolongarán durante los próximos tres meses hasta que se regularice la situación.

"Hay un descontrol con los carteles de publicidad en toda la ciudad y queremos modificar esta situación; esperemos que la Legislatura apruebe la ley que ordena definitivamente la publicidad callejera para evitar la polución visual", dijo ayer a LA NACION Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete de la ciudad, que estuvo presente en el operativo junto con el legislador porteño por Pro Patricio Di Stéfano.

"El objetivo final es la recuperación visual del Espacio Público para despejar el patrimonio arquitectónico de la ciudad, su belleza y sus fachadas", agregaba en el lugar Rodríguez Larreta, mientras la protesta de los empresarios iba en aumento.

Las autoridades de APE también estudiaban ayer la posibilidad de presentar una denuncia penal contra algunos funcionarios porteños por entender que desatendieron una denuncia previa del sector sobre la presencia de publicidad ilegal en quioscos de diarios y revistas.


Fuente
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
  #18  
Old Posted Aug 25, 2008, 12:46 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
Es increíble el nivel de desprestigio de la autoridad en la Argentina. "Las empresas amenazan con juicio" . En Italia "las empresas" ya estarían contratando un pool de abogados para que el la municipalidad no los haga mierda.
__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #19  
Old Posted Sep 3, 2008, 3:53 PM
Pablozar's Avatar
Pablozar Pablozar is offline
Sto mondo sottosopra
 
Join Date: Aug 2005
Location: Milano - Baires
Posts: 5,230
Quote:
TRAS LA OFENSIVA CON INTIMACIONES DEL GOBIERNO PORTEÑO

Confirman el acuerdo para sacar 40 mil carteles de publicidad

Tras tironeos, negociaciones y una serie de operativos de control, el Gobierno porteño y los empresarios de publicidad en la vía pública confirmaron el acuerdo para sacar de las calles 40.000 carteles ilegales. A cambio, la Ciudad les volverá a permitir tramitar nuevos permisos.

Por Pablo Novillo


ESCRACHE. LA COMUNA PUSO FAJAS DE INFRACCION EN UNOS 100 CARTELES.


El acuerdo había sido adelantado por Clarín el 7 de agosto. El Gobierno se comprometía a derogar la resolución N° 1.065, que había prohibido los permisos para la instalación de nuevos carteles, e incluso suspendía los trámites en marcha. A cambio, los empresarios se comprometían a levantar los 40.000 carteles, que equivalen a un 60% del total.

Pero ese acuerdo no se cerró. Según la Ciudad, porque los empresarios "no cristalizaron su compromiso". De acuerdo a los empresarios, "porque la Ciudad no quería derogar la 1.065".

Lo cierto es que tras ese compromiso fallido, el Gobierno tomó la iniciativa. Durante los últimos dos domingos realizó operativos en la calle, en los que a más de 100 carteles les colocó una faja con la leyenda "Dispositivo publicitario en infracción". Además, intimó a los dueños de los carteles y a los anunciantes.

Finalmente, ayer volvió el diálogo. "Mañana (por hoy) derogamos la 1.065, y los empresarios empiezan a sacar los carteles truchos. Serán unos 40.000, que equivalen a 31.000 metros cuadrados de superficie. Ellos tienen 90 días para hacerlo, y semanalmente deberán pasarnos un informe. Es un gran paso para combatir la polución visual", le confirmó a Clarín Juan Pablo Piccardo, ministro de Espacio Público.

Según el funcionario, los que aceptaron el acuerdo son la Asociación Argentina de Publicidad Exterior (APE), la Cámara Argentina de la Industria del Letrero (CAIL), y la Cámara Empresaria de Publicidad en la Vía Pública. "Representan al 80% del sector. Seguiremos haciendo operativos con los carteles de las otras empresas que no figuran en estas cámaras, salvo que también se sumen al acuerdo", aseguró Piccardo.

Daniel Carnaghi, presidente de CAIL, agregó que "para nosotros es muy importante que deroguen la 1.065. También, que nos escuchen en la Comisión de Espacio Público de la Legislatura, donde se está discutiendo el nuevo Código de Publicidad".

La referencia tiene que ver con el origen del conflicto. El Gobierno macrista envió en mayo a la Legislatura un proyecto para modificar la normativa sobre publicidad en la calle, que plantea varias restricciones. Entre ellas, eliminar casi el total de marquesinas, y prohibir los carteles en las terrazas. También se prohibiría la colocación de sponsors y marcas en los carteles de los comercios, y se impedirá la colocación de carteles salientes, como los que ponen las inmobiliarias. A cambio, permitiría en los alrededores del Obelisco la instalación de pantallas y carteles electrónicos.

El sector empresario lo tomó como una amenaza a su actividad, al punto tal que inició una campaña en la calle, con carteles que dicen, por ejemplo, "Un cartel que pegaron acá logró que se vacunen más chicos"

Link
..
__________________
 
 
Che sia davvero un nuovo anno
 
Reply With Quote
     
     
  #20  
Old Posted Sep 3, 2008, 6:50 PM
SottoVoce's Avatar
SottoVoce SottoVoce is offline
Milanesas para todos
 
Join Date: Aug 2008
Location: Las Cañitas
Posts: 1,955
Ahora, a cambio les dejan tramitar nuevos permisos pero acatando la futura normativa? no me quedó claro, asumo que si.
__________________
Scuderia Ferrari
Reply With Quote
     
     
This discussion thread continues

Use the page links to the lower-right to go to the next page for additional posts
 
 
Reply

Go Back   SkyscraperPage Forum > Regional Sections > América Latina > Argentina
Forum Jump


Thread Tools
Display Modes

Forum Jump


All times are GMT. The time now is 7:33 AM.

     

Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, vBulletin Solutions, Inc.